El internauta español saca los colores a las empresas

El país está a la cabeza en creación de blogs y adopción de tendencias, pero es incapaz de hacer negocio

España está cosiendo la brecha digital a mano, desde cada casa, con las teclas de cada internauta. Pero mientras la malla de los usuarios se hace fuerte, colocando a este país en los primeros puestos en adopción de tendencias, se rompe el tejido por otro lado. España usa Internet para el ocio, no para el negocio.

Las empresas españolas no usan la Red para vender (sólo el 7%). Rara vez para comprar. El 53% no tiene ni página web. Una y otra realidad las recoge el informe La Sociedad de la Información en España 2008, elaborado por Fundación Telefónica y presentado el lunes por el presidente del grupo, César Alierta, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

El internauta español se ha enganchado a la Red, es creativo, participativo y abraza sus propias opciones dentro de los fenómenos de masas. De los 24 millones de españoles que utilizaron Internet en el último año, el 29% cumple el perfil de usuario intensivo (más de seis horas semanales), por delante de países como Bélgica, Dinamarca o Alemania. Ya en 2007, los jóvenes entre 16 y 24 años dedicaron más horas a navegar por Internet que a mirar la televisión.

País de blogueros

El chorro de información en un solo sentido ya no es suficiente, lo que debería hacer reflexionar a las compañías sobre la importancia de la velocidad de subida de datos de las conexiones a Internet. La prueba de la interacción está en el puesto que ocupa España en el mundo gracias a sus blogueros.

El 18,2% de los internautas de este país escribe en un blog. Tan sólo superan este porcentaje países asiáticos. Estados Unidos se queda en el 14,2%.

La cifra de lectores de bitácoras es aún mayor. Un tercio de los usuarios de Internet españoles es lector de ellas, lo que sitúa al país en tercer lugar a nivel mundial.

Cuando surgió el fenómeno del microblog, esos 140 caracteres como máximo para compartir una idea o contar lo que se hace en tiempo real, el internauta español se subió rápidamente al carro. De hecho, España es el tercer país que mayor tráfico aporta al líder de este fenómeno, Twitter, por detrás de Estados Unidos y Japón.

Hay seguimiento de las tendencias internacionales, pero también criterio de elección. El fenómeno de las redes sociales se popularizó hace ya más de cinco años en Estados Unidos con Friendster y hoy por hoy nadie le niega el trono a Facebook, con 132 millones de usuarios de todo el mundo.

Sin embargo, el internauta español ha demostrado la importancia que da a que se respete su privacidad al convertir en un éxito la red social Tuenti, que se lanzó en enero de 2006 y en junio de este año contaba con tres millones de visitantes españoles únicos.

La lista es larga. España figura en tercer lugar del mundo en uso de fuentes RSS (Really Simple Syndication), un sistema de alertas que envía el contenido elegido por el usuario sin necesidad de entrar en la página web que lo ha publicado. Este país figura en segundo lugar en porcentaje de inter-nautas que descargan podcast (contenidos para ver y/u oír en diferido).

Sólo hay un aro por el que no pasa el usuario español: pagar. Si se observa el porcentaje de internautas que compra en Internet, España cae al puesto decimoséptimo del mundo. La Red se usa para comprar viajes fundamentalmente, aunque empieza a crecer con fuerza la compra de entradas para espectáculos. España cerró 2007 con un porcentaje de uso del comercio electrónico del 13%, diez puntos porcentuales más que en 2006, pero todavía muy lejos del 23% que supone la media Europea.

Alguien gana dinero también con el todo gratis

Si el comercio electrónico no acaba de despegar en España, el negocio que crece a buen ritmo es el de la publicidad en Internet. En 2007, se emplearon en España 482,4 millones de euros para anunciar productos y servicios en la Red. Es una cifra modesta aún si se compara con los 3.467 millones que se destinaron a publicidad en televisión, pero supone un 55,3% más que en 2006.

Más de la mitad del dinero de la publicidad en Internet en España se genera con clics, es decir, cuando se accede a un enlace concreto. Otro 30,9% se obtiene de los llamados CPM, en forma de ‘banners’ y otras fórmulas de visionado en las páginas a las que se accede.

publico.es  15.12.08

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: