El comercio electrónico facturó 4.700 millones en España en 2007, un 71% más

El comercio electrónico facturó 4.700 millones de euros en España en el año 2007, lo que supuso un incremento del 71,4% con respecto al año anterior, aunque este año el crecimiento esta siendo menor y se sitúa entre el 20 y el 30%.

España es el país donde más crece el comercio electrónico de toda Europa y, junto con Alemania, Reino Unido, Francia e Italia son los países europeos donde más se compra por Internet.

El informe sobre comercio electrónico en España del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Red.es, entidad del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio apunta que la clave de este espectacular aumento es el crecimiento de un 45,8% en el número de internautas compradores.

El gasto medio anual registró en 2007 una subida del 13,8% con respecto al año anterior, elevándose a 595 euros, y más de un 25% de los compradores lo hicieron por primera vez.

El director general de Red.es, Sebastián Muriel, ha señalado que 2007 ha sido el “año de explosión del comercio electrónico en España”, ya que tres millones de personas se han incorporado a la compra por Internet y ya son ocho millones los españoles que compran por la red.

A finales del año 2007, la comunidad de internautas en España ascendía a 20 millones de personas y a finales de este año se alcanzarán los 24 millones.

El estudio apunta que dos tercios de los que compran por Internet lo hacen a diario, que el 80% de los compradores hacen sus compras desde el hogar y nueve de cada diez compradores ‘on line’ están satisfechos.

Además, Internet se ha convertido en un sitio de referencia a la hora de comprar, ya que seis de cada diez internautas utilizan la red como fuente de información, incluso cuando realizan compras presenciales.

El director del Observatorio Nacional de la Telecomunicaciones, Daniel Torres, ha dicho que los internautas españoles no sólo compran cada vez más por Internet, sino que cada vez confían más en la red y hacen compras más sofisticadas, además se confirma la tendencia a la desintermediación en los procesos de compra.

El perfil de los compradores es el de un hombre de entre 25 y 49 años, en especial entre 25 y 34, residentes en poblaciones de más de 100.000 habitantes, con estudios medios y con un nivel socioeconómico medio, medio-alto, y los motivos para la compra ‘on line’ son, en primer lugar, la comodidad, seguida por el precio.

Transporte, actividades de ocio y turismo siguen siendo los productos más vendidos por Internet, pero la compra se ha extendido a todos los sectores, principalmente a productos de electrónica, moda, libros y productos electrónicos.

El 40% de los internautas considera que la oferta de Internet debe mejorar y un 18,5% de los compradores han tenido problemas a la hora de adquirir sus productos ‘on line’, frente al 7,1% del año anterior, el principal de ellos es que el producto no era el ofrecido en la red.

Los problemas de pago tienen menor peso en el conjunto de problemas y son el 10,8% frente a los de tipos logístico, un 42,7%, y el 49,3% de carácter no logístico.

Nuevas formas de pago, como el contra reembolso o la trasferencia bancaria crecieron el año pasado un 8%, pese a que los pagos con tarjetas de crédito y débito siguen siendo los mayoritarios.

El presidente de la Asociación Española de Comercio Electrónico y Marketing Relacional (AECEM), Martí Manent, ha explicado que la tendencia de compra por Internet continúa creciendo este año, “no hay recesión en Internet” ha dicho, ya que las ventas están creciendo entre un 20 y un 30%.

Según Manent, los productos de ocio no están creciendo tanto como otros años, aunque sube el consumo de los productos de la compra diaria y de la ropa.

El presidente de AECEM se ha quejado de la excesiva normativa en el ámbito de la protección de datos, de la velocidad media de la ADSL y los problemas a la hora de cambiar de proveedor.

21 octubre 2008 (EFE)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: